domingo, 27 de diciembre de 2009


quisiera que esta entrada hablara de mi curación psicológica, física y emocional pero ooooh decepción....
sigo con mi obsesión por el príncipe rojo, estoy dentro nuevamente de ese maldito circulo vicioso o más bien de ese triángulo amoroso enfermiso... (vaya mi vida se convierte en figuras geométricas...)
ya no volví con mi psicóloga... mis razones:
* no tengo dinero para seguir pagándole.
*no tengo tiempo.
*no me ayudara a olvidarlo.
*ya no me gusta.
*no le tengo mucha confianza.
*me siento estúpida.
*es estúpido.
lo bueno de mis 2 o 3 sesiones con ella fue que me dejo el habito de arreglarme...

todo este mes he estado saturada de trabajo, pero aun así me sobra maldito tiempo para pensar en él, llorar por él, extrañarlo y soñarlo.

nos seguimos buscando, saliendo y cogiendo ( para mi "hacemos el amor") si, si, lo se que triste, que tonto y que denigrante seguir siendo su maldita amante, la otra, la de a ratos, su plato de segunda mesa...
¿ que si me gusta?.... parecerá que si.... porque sigo en esta patética situación... pero para ser sincera... DUELE... ME MATA... ME LASTIMA.... y más cuando veo a las parejas de novios, a los recién casados, al matrimonio con su primer hij@ que van por las calles, que veo en las fiestas, en la iglesia o en mi familia.... y me veo yo con mi secreto pecado y mi soledad.

Já y no se diga este 24 y 25 de diciembre, yo trabajando hasta muy noche, llegar a casa, mi hermano en la computadora, mi hermanita, mi mamá y mi papá juntos compartiendo amor con silencios, caricias, risas, juegos, miradas ( cuando veo a mis padres asi con mi hermanita menor, es como si viera a mi principe rojo, a su esposa y a su pequeña princesita, y me dan unas ganas de llorar...)
y me voy a mi cuarto, me quedo observando mis cuatro paredes, aguantandome las ganas de llorar, me pinto las uñas, leo los capítulos de mi agrado de libros que ya he leído, me preparo para dormir , pero pienso en él, y siento envidia de ellas porque lo ven diario, lo tienen ahí a su disposición y contando siempre con su apoyo, y no me refiero al económico, me refiero al personal, emocional y sentimental.

para concluir ayer salí con mis amigos ( no imaginen gran cantidad porque mi circulo social se reduce a cuatro amigos de confianza y solo salí con 2 de ellos), nos embriagamos, más yo porque ni siqueira estoy acostumbrada con 3 micheladas y 2 copas de vino tinto tuve y ay no sentía dolor físico y me sentía terriblemente mareada y dije cosas que tuve que haber callado por lo que recuerdo no fue mucho, ni de mucha importancia... pero debí callarlo...

¿que dije?
lo que cualquier mujer enamorada, herida y ebria suele decir...
¿como me siento al respecto?
apenada, confundida y desepcionada.
apenada con mis amigos, confundida de todo y desepcionada del alcohol porque lo unico que me ofrecio fueron recuerdos más vivos de mi principe rojo y una lista enorme de las razones de porque no me elegira a mi...

al leer esto no sientan lastima por mi, ya es suficiente con sentir lastima por mi misma algunas veces y aun asi muy en el fondo me siento orgullosa de mi, de lo que soy, de lo que siento, de lo que hago y de lo que dejo de hacer...
siiii... muy en el fondo me alegro de que mi vida no sea perfecta, de que amo lcamente a ese principe rojo que me confunde, que me deja pensando, odiando y amandolo....

y a pesar de este sunami que hay en mi vida emocional vive la esperanza de un " y vivieron por siempre felices el principe rojo y la cenicienta enamorada..."

6 comentarios:

ave fenix dijo...

Sabes que das pena, sabes que debes olvidarte de tu principe rojo, para él eres como esa pizza del congelador que pones en el horno el día que no hay nada en la nevera.
Piensalo ¿él hace el amor contigo o te coge?, él tiene su vida y tú la complementas de maravilla.
Dale la opurtunidad al principe blanco, igual con el tiempo aprendes a quererle pero por lo menos su amor serà un blasamo escelente para tu destrozado corazón

Onminayas dijo...

Jamás sientas pena por ti misma: hay que aprender a respetarnos y a tener paciencia y tolerancia con uno mismo.

Paso a desearte lo mejor para el año que estamos a punto de estrenar.

Besos, Cenicienta.

Anónimo dijo...

si.. porque inevitablemente amamos el drama...

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que me gusta a mi leerte y que me hagas que me hierva la sangre...

Saludos y un abrazo enorme.

Espero que hayas tenido un estupendo comienzo de año.

Silencios dijo...

Cenicienta de zapatos de cristal, nunca debes sentir lástima ni pena de ti. camina orgullosa de quien y lo que eres..

Aprenderás con los años y las experiencias que eres tu tesoro más valioso. debes de quererte siempre.

Besos princesa

Onminayas dijo...

¿Estás bien, Cenicienta? Me alegraría que así fuese...

Muchos besos. Cuídate